Secado de fangos en la planta de tratamiento de aguas residuales de Ingolstadt: Una historia de éxito

Imagen 1: Secado de fangos en la planta de tratamiento de aguas residuales de Ingolstadt
Imagen 1: Secado de fangos en la planta de tratamiento de aguas residuales de Ingolstadt

El secado se desarrolla a un nivel de temperatura muy bajo

Desde agosto de 2005, la planta de tratamiento de aguas residuales de Ingolstadt trabaja con dos secadores de banda de HUBER del modelo KULT BT 80 (véase la imagen 1). La superficie de secado instalada por cada secador es de 80 m². Esto se corresponde con nuestro nuevo modelo de secador BT 16.

En aquel entonces, el volumen de suministro de la empresa HUBER SE incluía los silos de fango, las bombas para fango deshidratado, las propias instalaciones de secado y el tratamiento de aire. La instalación se encuentra representada en la imagen 2.

La particularidad del secado de fangos de Ingolstadt es que el proceso se desarrolla a un nivel de temperatura muy bajo. Como líquido portador de calor se utiliza agua caliente con una temperatura de apenas 53 °C. Este agua caliente se calienta a través de un intercambiador de calor de agua / vapor de la planta de incineración de residuos colindante, mediante el calor residual disponible todo el año de una turbina de condensación. El agua caliente se pone a disposición de la planta de tratamiento de aguas residuales de forma gratuita, por lo que los costes operativos para el secado de fangos resultan muy bajos. El fango seco con un 90 % MS se utiliza en la planta de incineración de residuos, volviendo así a cerrar el ciclo.

Imagen 2: Diagrama del secado de fangos en Ingolstadt
Imagen 2: Diagrama del secado de fangos en Ingolstadt

Debido a la cercanía inmediata con la planta de incineración de Ingolstadt, gracias al secado de fangos se pudieron lograr sobre todo las siguientes ventajas:

  • Ahorro de 294.000 kilómetros de viajes por año
  • Ahorro de 88.000 litros de diesel por año
  • Prevención de 225.000 kg de emisiones de CO2 por año
  • Desestimación de la aplicación de energía primaria
  • Utilización de energía secundaria en forma de calor residual gratuito proveniente de la planta de incineración de residuos
  • Utilización de la electricidad generada por la planta de incineración a partir de fuentes renovables

La mayoría de los trabajos de mantenimiento (p. ej. limpieza de la unidad de peletización), en general se pueden realizar durante la operación de la planta. Es por esto que los tiempos de inactividad son escasos y los secadores pueden continuar funcionando los siete días de la semana en la mayoría de los casos. De este modo, las instalaciones de secado llegan sin problemas a un tiempo operativo promedio anual claramente por encima de las 8.000 horas.

El Director de la operación de la planta de tratamiento de aguas residuales de Ingolstadt, el Señor Rudolf Beck, está particularmente conforme con los bajos costes de mantenimiento de la instalación.

A continuación se detallan los datos técnicos de la instalación de secado:

  • Entrada de fango: 12.000 t/a
  • Líneas de secado: 2
  • Materia seca de entrada: 30 %
  • Materia seca de salida: 90 %
  • Tiempo operativo: > 8.000 h/a
  • Rendimiento por línea: máx. aprox. 900 kg/h
  • Evaporación de agua por línea: máx. aprox. 600 kg/h
  • Temperatura del agua caliente: aprox. 53 °C
  • Demanda de calor: aprox. 7.500 MWh/a de planta incineradora de residuos
  • Demanda de electricidad: aprox. 150 kW
https://www.huber.de//es/huber-report/ablage-berichte/sludge-treatment/secado-de-fangos-en-la-planta-de-tratamiento-de-aguas-residuales-de-ingolstadt-una-historia-de-exito.html