Heidelberg Cement apuesta por la tecnología HUBER para el secado de lodos de depuración

Representación esquemática de la planta de secado de lodos, incluyendo los elementos periféricos

Heidelberg Cement AG es un grupo de empresas cotizado en bolsa que realiza actividades en más de 50 países del mundo y emplea a unos 54.000 trabajadores. Mediante la fabricación y la venta de cemento, áridos y hormigón premezclado, el grupo obtuvo una cifra de negocio de casi 19.000 M€ en 2019.

Debido a los procesos de combustión necesarios durante la fabricación y al empleo de combustibles fósiles y residuos, es sabido que el sector del cemento genera un nivel de emisiones de CO2 relativamente alto. Por eso, Heidelberg Cement se ha impuesto como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono en un
30% hasta 2025. La fabricación de una tonelada de material cementoso generará entonces menos de 525 kg de emisiones de dióxido de carbono. En 2050, el grupo planea que todo su catálogo de productos de hormigón sea neutro en CO2 [fuente: informe de sostenibilidad de “Heidelberg Cement”, www.heidelbergcement.com]

Junto a las medidas dirigidas a las sustancias base y aditivas, el uso de combustibles alternativos ha de contribuir a los objetivos mencionados. Un ejemplo de combustible alternativo –y además neutro en CO2– es el uso de lodos municipales o industriales obtenidos durante la depuración de aguas residuales (los denominados lodos excedentes). Hasta ahora, se han quemado y se queman lodos previamente deshidratados –y, por eso, de bajo poder calorífico– en casi todas las fábricas de cemento de Alemania.  

Heidelberg Cement posee, entre otras, ocho fábricas de cemento y tres fábricas de molido de cemento, ubicadas principalmente en el sur y el noroeste de Alemania. Una de estas ubicaciones es la de Geseke, al suroeste de la ciudad de Paderborn. La fábrica consta de una cantera –de la que se obtiene piedra caliza, arcilla y marga– y de la fábrica propiamente dicha, en la cual se realiza la elaboración de las materias primas hasta obtener el cemento acabado. En este emplazamiento se está diseñando y construyendo actualmente una planta de secado de cinta HUBER para el secado de lodos de depuración municipales. La planta se compone de dos líneas de secado y, tras su puesta en marcha a finales de 2021, será capaz de secar hasta 70.000 t/año de lodo de depuración deshidratado, permitiendo obtener un residuo seco de hasta un 90%. Para el calentamiento del secador se utiliza el calor de proceso generado durante el enfriamiento del clínker, que de otro modo no se aprovecharía. La materia seca así generada tiene un poder calorífico de 8 a 13 MJ/kg, y es utilizada con fines energéticos tras ser almacenada en un silo ubicado en las instalaciones. Esto supone un óptimo aprovechamiento del calor excedente para la generación de combustible neutro en CO2.

 

Products in use and related solutionscerrar